Parc Natural del Cadí-Moixeró (I).

   
 Existen los malos días, las malas decisiones, los malos oyentes, los malos comunicadores y los que simplemente no quieren entender, estos últimos ya tienen una idea preconcebida y obstinada de algo y ni tan siquiera escuchan otras posibles sugerencias, causas o argumentos que puedan modificar sus estructuras mentales. Últimamente he entablado conversación (por llamarlo de alguna manera) con alguna persona de estas características, ésas que se forman una opinión sobre algo sin tener todos los datos, tan solo por lo que han escuchado de boca de unos y otros. Si queréis un consejo, antes de tomar partido en cualquier conversación o emitir un juicio de valores, primero contrastar opiniones y antecedentes, sobre todo si vais a partir de la base que estáis en posesión de la verdad absoluta, y aún así, es importante dar la oportunidad a todo el mundo de exponer su caso personal, su criterio y su posición dentro del tema así como mostrarse receptivos ¡escuchando de verdad! no se vale hacer que se escucha para después seguir obcecado en el mismo primitivo planteamiento...
 
   Dejando estas reflexiones puramente personales a un lado, hay que decir que afortunadamente también existen... ¡los domingos! o bueno, en su defecto cualquier día que nos permita alejarnos de la rutina, disfrutar con la familia y limpiar el aura de tanta mala energía ;)

   Ya sabéis que nos encantan las excursiones y si además implican picnic campestre incorporado ya no nos podemos resistir a ellas. En esta ocasión hicimos una salida al Parc Natural del Cadí-Moixeró, este parque de montaña consta de 17 municipios y es de gran interés por su biodiversidad, sus paisajes y sus ríos, donde podemos encontrar lugares de una gran belleza y con un gran interés cultural e histórico como es el caso de Castellar de n'Hug, la Pobla del Lillet o Bagà y sus alrededores, donde nos centraremos en esta reseña.
 
 Aquí algunas fotos de Bagà, recogidas por la web, para que hagáis boca...
 
 
 No me digáis que no invita a perderse hasta llegar a esta plaza medieval llena de pórticos.
 

 Tomar aire porque esta entrada promete ser muy larga...

Ecomuseo de Sant Joan de l'Avellanet
Como llegar desde Bagà

    Iniciamos nuestro paseo en Sant Joan de l'Avellanet (El Berguedà), dejamos los coches junto al ecomuseo y nos enfrentamos a unas vistas privilegiadas, desde el mirador podíamos ver  un hato de reses que pastaba despreocupadamente, grandes  y pequeños quedamos maravillados ante tanta belleza.





Todo detalle me parecía extraordinario, las casitas para pájaros, la fuente, de la que manaba un agua helada, a pie de camino y que servía de abrevadero, las vacas con sus crías...




 Empezamos la andadura por la "Via del Nicolau" a través de un túnel natural formado por la boscosa vegetación de la zona, un refrescante entorno que anima a iniciar el camino
















  

 Después de un rato por el sendero llegamos a la pasarel·la del Nicolau, este era un momento esperado por todos ya que se trata de 35 metros de puente colgante hecho de madera y sostenido por gruesos cables, toda una experiencia para los más pequeños. 

 Al paso por el camino, vamos encontrando troncos amontonados en su margen, para finalmente hallar la vagoneta que delata que antiguamente esta ruta albergó un ferrocarril para el transporte de madera entre Guardiola i Gisclareny, obra promovida por el Sr. Tomás Nicolau, dueño de la serrería de Berga, de ahí el nombre de la vía.
 

Al poco nos adentramos en un túnel escavado en la montaña, al atravesarlo el camino se hace más seco y desaparecen momentáneamente las agradecidas sombras provocadas por la arboleda.
 
 

Finalmente llegamos a la zona de picnic que consta de espacio de ocio para los peques y una refrescante fuente de agua potable. Un lugar perfecto para reponer fuerzas y disfrutar en plena naturaleza.
 




 
    En la mesa pastel de atún, libritos de lomo, empedrat de alubias, tortilla de patatas y ¡mucha hambre!
 
 Hasta aquí la primera parte del día, y como ya de inicio esta entrada prometía ser larga, os mostraré que hicimos tras la sobremesa en una próxima entrega. Nos acercamos a la Font de l'Adou, la parte más refrescante de toda la excursión que además tiene por sí misma un encanto especial que la hace única.
Un adelanto...


Respira hondo, cierra los ojos, planea una "domingoterapia" y...!liberate del estrés!














 

6 comentarios:

  1. ¡Hola guapa!!, preciosa entrada, y si, hay veces que hablar con algunas personas es casi como no hablar con nadie porque ni siquiera te escuchan..........
    Besos, Mª José

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) veo que sabes de lo que hablo... ;)

      Eliminar
  2. una bonita entrada de la que estoy orgulloso haber formado parte en ese dia. hay que planear mas asi, la proxima el nacimiento del urederra en navarra
    http://www.nacederourederra.com/

    ResponderEliminar
  3. PRECCIOSO Y ENCANTADOR!! como lamento! habermelo perdido! creo que no volvere hacer caso de tu padre!! aunque tambien fue decision mia, porque estaba muy cansada y no queria agotarme mas!! mil besotesss!

    ResponderEliminar

"Cuánto me alegro de que pintes conmigo en blanco y negro graffitis en los muros del planeta y, si falta un color en mi paleta ReGaLaMeLo tu"