Loca por el diseño vintage

Hacía mucho tiempo que no me acercaba a Mercantic, así que esta mañana he decidido darme un paseo por el tiempo. Me ha sorprendido lo mucho que Nuria y Arnau han disfrutado con todo lo que veían.
  Mercantic es un espacio dedicado a la compra venta de antigüedades, allí se reúnen una gran cantidad de comerciantes distribuidos en pequeñas tiendas situadas en el interior de una gran edificio y con un patio exterior que alberga diferentes casetas a cada cual más deliciosa, solo entrar ya notas su encanto, y desde luego si te gustan las antiguedades y lo vintage ésta es una visita obligada porque allí puedes encontrar piezas únicas, tanto restauradas como por restaurar y una emergente oferta de nuevos emprendedores que trabajan el handmade, incluso te puedes apuntar a uno de los talleres que imparten los chicos de All washi tape , entre otros, yo en estos campos soy bastante autodidacta, pero he de decir que esto está en mi lista de deseos.
 
El vintage está en pleno auge ¿quién podría resistirse a tremendo encanto?
 
 
Rincones para quedarse a pasar la tarde o a vivir irremediablemente
 


 
   Desde llaves de hierro antiguas a 1€ a cajas de fruta rústicas a 20€, pasando por infinidad de muebles, objetos de decoración, libros... Se trabaja todo en Mercantic, todo se vende, botellas de cristal, lámparas, jabones, bisutería, láminas...
 
 
   Se trata de un lugar único que bien merece una entrada en este humilde blog. Tengo que volver a buscar pintura para restaurar un mueble que tengo en la entrada, resultado que ya mostraré porque tengo grandes expectativas con este proyecto, que hoy por falta de tiempo no he podido coger, el próximo día me llevo mi cesta de picnic y adiós a las prisas ;) 
 
  
  En la parte superior del patio que conduce a la plaza he conocido a Gemma de La capsa de Maig, quien con mucho amor recopila piezas antiguas que restaura y convierte en pequeñas joyas, ella es una persona encantadora y muy amable y eso se transmite en sus trabajos que hace con mucho mimo e ilusión, tiene una pequeña paradeta en la que vende a muy buen precio sus trabajos, donde materiales actuales y antiguos se mezclan en perfecta harmonía. No lo dudéis y si tenéis a bien pasar por aquí id a visitarla, y de paso a su vecina de paradeta, encantadora igual.
 
   Lo mío ha sido amor a primera vista, este colgante me ha parecido espectacular y Nuria me ha instado a comprar el anillo a juego y claro a mí que no hay que animarme demasiado para que tome la iniciativa...
 

¿No es una delicia?
 
   Y claro ya que estaba no podía dejar éste que me ha parecido taaaannnn romántico, se trata de unos antiguos botones convertidos en colgante y pendiente, Gemma hay que buscar otro para el anillo :P... lo más especial de estas piezas es que son únicas porque no hay dos iguales, este lo he comprado con la idea de regalarlo, pero mucho me temo que me estoy encariñando demasiado...
 


 
   Hay personas que tienen una destreza especial para estas cosas, yo me vería incapaz ya que carezco de paciencia, pero mirar que cosas más bonitas hace mi amiga Ana a quien he robado esta foto de su Facebook porque viene al caso de la temática, y oye, porqué negarlo, porque me apetece presumir de amiga, porque Ana hace de todo, cose, hace bisutería, unos pasteles de infarto... no sé de nada que se le resista y lo mejor ¡todo lo hace bien!
 
 
 
¡Qué grande eres Ana! y como me gusta este conjunto... En diciembre tengo boda, no digo más...
 
 
 

"Chups" dulces de pollo

    El destino, esa fuerza incontrolable que nos precipita a los acontecimientos y nos acerca a las personas...

Hoy, por cortesía de Manuwey quien me pasó esta receta hace cosa de ¿un año ya?, unos chupa chups de pollo con la soja, la miel y el vinagre como protagonistas. Aunque al pronto pueda parecer una extraña combinación puedo decir que pocos son los que las prueban y no quedan fascinados por su sabor y muchos los que se han hecho con su receta, y con su permiso voy a compartirla para que se propague como la pólvora, porque se lo merece :)



Los "chups" de pollo, como los he bautizado, pueden hacerse tanto con los muslos del pollo como con los muslos de las alitas, de esta manera podemos optar por tener un segundo sorprendente o un suculento aperitivo. Tanto si elegimos una como otra opción podemos hacer la versión simple que es la que os muestro o bien una un poco más elaborada rellenando los muslos con pasas, panceta, dátiles...

Me vais a perdonar pero esta vez me he animado con un vídeo, y digo perdonar porque la calidad no es muy buena, el enfoque bastante lamentable y el montaje mejorable, pero para todo tiene que haber una primera vez... La cuestión era mostrar el proceso de elaboración de los chupa chups porque aunque se puede hacer sin necesidad de pelar el hueso es innegable que de esta manera la presentación resulta mucho más vistosa.

    Os dejo con el video, está hecho con mucho cariño para que sirva de guia y os anime a preparar este plato con el que seguro quedáis bien. ¡Feliz fin de semana!



video

...we remember moments



 
  
Han pasado varios meses desde mi última entrada, y si tengo que decir la verdad había pensado dar una y mil explicaciones del porqué de este abandono, pero en su lugar quiero compartir con vosotros una historia, "el señor que observa tras la verja".
 
 
 
   
    Cada tarde desde hace un mes a la vuelta del trabajo paso por la puerta de una residencia de ancianos, es entonces cuando lo veo tras la verja, aferrándose con fuerza a los barrotes y al último resquicio de realidad, la lucidez debió abandonarlo hace mucho tiempo, en su rostro la sombra del miedo y en sus ojos el vacío de la soledad. Lo saludo tímidamente mientras paso a su lado, hasta que un día por fin no dejo que mi inherente sentido de culpa eluda la responsabilidad que me corresponde como ser humano, y la compasión que cada tarde siento al verlo se transforma en ternura, entonces me aproximo con cautela a su prisión, ante él me siento avergonzada por tantas situaciones que me desbordan a diario, momentos insignificantes ante toda una vida que se escapa.
    El señor que espera tras la verja me tiende la mano y murmura unas débiles palabras que no alcanzo a entender pero que me atraviesan el corazón y el alma, de haberla... Enlazo mi mano a las suyas y siento el gélido tacto de la desesperanza. Huyo, no soy tan fuerte, ni tan valiente, ni tan bondadosa... o tal vez solo escape de esa realidad que me golpea con fuerza, y lloro de camino a casa, entonces me prometo no perder un momento de mi presente, porque el futuro es incierto y el pasado puede un día no existir en mi memoria, porque somos momentos, efímeros recuerdos en las mentes de otras personas, somos las decisiones que tomamos y la marca que dejamos tras nosotros.
 
    Y en ese momento aplaudo mi decisión de retomar mis estudios aunque esto conlleve muchas horas en vela, mucho esfuerzo y mucha dedicación extra, me reconforta saber que estoy haciendo algo que me apetece de verdad sin dar explicaciones a nadie más que a mí misma sobre los motivos que me mueven a ello.
 
    Este año ha sido duro, pero sería injusto decir que solo lo ha sido para mí, también lo ha sido para mi madre que veía desesperada mis amoratadas ojeras y el cansancio de mi rostro, pero que  a pesar de ser la persona que más sufría por mí también ha sido la primera en aplaudir mis logros, y qué reconfortante las palabras de mi padre apoyando en todo momento mi decisión por sacrificada que pareciera. Quiero dar las gracias a mi amiga Sonia por estar siempre, por ser la palabra adecuada en el momento preciso, por levantarme cada vez que mis piernas hacían el amago de parar, por su siempre incondicional apoyo y por tanta fe que me demuestra. A mis hermanos que no dudaron ni un momento que lo conseguiría, aún después de tanto tiempo, a Alex especialmente por llevarme de la mano, porque sin aquel primer día no habrían habido momentos tan felices. A Mª José que hizo que no me sintiera sola en esta aventura, con la que he compartido vivencias y rutina, miedos y esperanzas, que bueno haberte encontrado.
 
    Pero todos mis logros no son solo míos, son también de mi familia, de las horas de juego que les he robado a mis hijos en semanas de exámenes, por el mal humor que han tenido que soportar cada día que me inundaba la sensación de ahogo, por todos los "ahora no puedo" que han tenido que escuchar y que tal vez los haya hecho sentir en un segundo plano temporalmente. A Edu, sin el que ésto no habría sido posible, por desdoblarse y ser mi pieza del puzle cuando yo solo podía repasar una y otra vez el temario, por sacarse un máster en "lava y plancha", por tantas horas jugando con nuestros hijos en el patio para que hubiese silencio en casa, por todas las cenas rápidas que han tenido que comer, por todas las extraescolares que ha tenido que asumir, por tantos ratos en que les habré faltado...
 
    Gracias por bridarme la oportunidad de hacer lo que deseo sin cuestionarme, por no atar mis alas y por entender que estoy aquí aunque tenga anhelos nuevos porque nada podrá nunca substituiros ni desplazaros.
 
 



  Y a los que me leéis y me habéis preguntado por el blog, a los que seguís suscritos aún sin entradas nuevas, a las nuevas incorporaciones, a todos vosotros gracias una vez más por estar ahí. Ya estoy de vuelta :)