Domingoterapia


  Para afrontar la vuelta a la rutina no hay nada mejor que la "domingoterapia",  por su nombre pudiera parecer una práctica exclusivamente dominical, sin embargo lo único realmente indispensable es realizarla, independientemente del nombre portador del día en que se lleve a cabo .
  Una disciplina que voy a convertir en imprescindible en mi casa para aliviar el peso de la semana, con sus prisas, sus horarios y su ajetreo enfermizo. Y que ayuda a enfrentarse a la siguiente con fuerzas renovadas y la ilusión de la próxima experiencia venidera.
 
Abramos pues la puerta que nos transportará al bienestar ansiado


Descubrir rincones juntos
 
 
Dejarnos alimentar por los frutos que nos da la tierra
 

 
Disfrutar de cada piedra en el camino
 

 Abandonarnos ante el sosiego
 
 
Conectar con la naturaleza

 
Ser partícipes de ella
 
 
Y de regreso, dejarse vencer por Morfeo
 
 
No te conformes con mirar por la cerradura, traspasa la puerta.
 
 
 
 
 

1 comentario:

  1. Cómo me gusta la domingoterapia!! aunque en algunos sitios el término dominguero no está muy bien visto, yo creo que es la recompensa que tenemos después de una larga semana... Viva la domingueramanía!! jeje
    Un besote.

    ResponderEliminar

"Cuánto me alegro de que pintes conmigo en blanco y negro graffitis en los muros del planeta y, si falta un color en mi paleta ReGaLaMeLo tu"