Galletas de chocolate blanco con fresas y el fenómeno LIDL


 Hace un par de semanas descubrí la parte más gourmet de LIDL, la primera vez que escuché hablar de este supermecado fue hace unos diecisiete años de la mano de una familia que ya por aquel entonces gestionaba con cautela sus recursos económicos. En mi posición de joven acomodada en el seno familiar hice caso omiso a la observación, en los años 90 decir que comprabas en LIDL se salía de la norma. Actualmente con el declive del estado de bienestar, la  espiral socio económica tan precaria en la que nos encontramos, su presencia reiterada en los medios, la cada vez más creciente incorporación de marcas por todos conocidas y la apertura constante de centros hacen de LIDL un supermercado en el que cada vez más personas confían.

  Si alguien a estas alturas continua teniendo prejuicios le diré que su gama Deluxe es fantástica, el paté de perdiz, me parece excelente, el paté de pato al oporto, pedro ximenez, arándanos, xampagne... son de muy buena calidad (a mi parecer), las bolitas ultra congeladas de queso azul o setas, hacen justicia a su nombre, en la misma sección los más atrevidos puedes incluso encontrar carne de canguro, sin olvidar el preciado Buttermilk, los diferentes tipos de vinagres balsámicos (higos, manzana verde, frutos rojos...) y la contribución semanal que hace al acercarnos a la variada y rica gastronomía mundial con pinceladas de productos típicos. destaco sin embargo con énfasis el CHOCOLATE BLANCO CON FRESAS, que es el que hoy nos ocupa y del que ya me he debido comer 1 kg desde que lo descubriera hace unas tres semanas.







   Claro, mis visitas no son visual ni olfativamente tan gratificantes como en otros paraísos del consumo, en los que gusto perderme interminables minutos por sus pasillos de menaje, decoración, suavizantes, sí suavizantes es un submundo de sensaciones ópticas... todo se llena de color y ambientadores, claro que mi tiempo destinado a la compra se eterniza.

    Por el momento solo adquiero una cuidada selección de productos en LIDL, pero no descarto abrir nuevos horizontes debido al desmedido entusiasmo que está generando en mí esta superficie, de la que no, no tengo acciones ni conozco a nadie que trabaje, solo quería compartir estas impresiones con vosotros.


Galletas de chocolate blanco con fresas

Ingredientes
45 grs de azúcar moreno
45 grs de azúcar glas
80 grs de mantequilla a temperatura ambiente
130 grs de harina de repostería
5 grs de fresas deshidratadas
95 grs de chocolate blanco con fresas troceado
esencia de vainilla



Así se hacen

Precalentar el horno a 150º e introducir un vaso con agua para ganar humedad.

  Batir el azúcar glas con la mantequilla hasta que blanquee y resulte esponjosa,  seguidamente añadir el resto de ingredientes hasta conseguir una mezcla homogénea, retirar y trabajar con las manos para integrar bien, yo he trabajado las galletas partiendo de una masa desmigada que no me daba mucha confianza pero que he forjado una a una con mucha paciencia, primero apretándola entre las manos para compactar y posteriormente dándole la forma, una vez todas moldeadas introducir en el horno sobre papel sulfurizado a media altura durante 10 o 12 minutos y retirar inmediatamente a una rejilla con sumo cuidado, aunque puedan parecer muy blandas endurecerán al enfriar.



    Guardar en lugar fresco y seco. Dos observaciones, primero, esta variante no está mal, pero me quedo con el chocolate sin más y si la edad no me lo impidiera a mordiscos directamente de la tableta como antaño. Segundo, tienes que comerte dos para familiarizarte con el sabor, porque la combinación mantequilla chocolate blanco es un poco mantecosa, no digo con esto que estén malas solo que la próxima vez creo que rebajaré la cantidad de mantequilla, ya que su sabor me resulta, a rasgos, predominante y la verdad es una pena.





   Si alguien se anima me gustará contrastar opiniones de las galletas y de todo lo anterior...





  Us diré un secret a crits... la primavera ja és aquí!
Os diré un secreto a gritos... ¡ la primavera ya está aquí!


6 comentarios:

  1. A mí me encanta lidl; sobre todo la parte deluxe.Cada día q voy compro más.Y el chocolate estáaaaaa de muerteeee.Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Hola Mar!!!
    Creo que voy a experimentar y haré estas galletitas, ahora me voy al Lidl.
    Yo también soy una loca de los olores y de las fragancias!
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. con tanto elogio si los lee LIDL te contrata como relaciones publica, tu mami TE QUIERO GUAPAAAAA

    ResponderEliminar
  4. Perdona mi niña si te escribo como Anonimo! pero se me ha olvidado la cuenta jjeje

    ResponderEliminar
  5. todo genial. ya mismo me tendrás que enseñar,

    un besazo.

    ResponderEliminar
  6. No tengo ningún Lidl cerca pero habláis tan bien que tendré que buscarme uno de camino a casa.... aunque quizás no, si me aficiono a los chocolates y los patés va a ser fatal para la dieta....

    ResponderEliminar

"Cuánto me alegro de que pintes conmigo en blanco y negro graffitis en los muros del planeta y, si falta un color en mi paleta ReGaLaMeLo tu"