Cualquier parecido con la relidad es pura admiración...

  Desde que lo vi en la receta de la felicidad quedé prendada de él, tanto me enamoró que me impuse el reto de hacer algo similar, no parecía posible poder llevar a cabo tamaña hazaña, por supuesto no me ha quedado ni la mitad de perfecto que a ella, me he encontrado con alguna dificultad, primero la pasta para decorar me ha resultado demasiado espesa, pero he desistido de utilizar boquilla y listo, después he querido utilizar fresas deshidratadas que compré en la herboristería y las pepitas también han hecho de las suyas...




  Bueno, sea como fuere, no ha sido una epopeya tal y como podía presagiar al principio y, aunque  mejorable, doy el reto por concluido más que satisfecha.

 



 Como ya he dicho he respetado los ingredientes para la decoración, todos salvo el cacao o las frambuesas que he cambiado por fresas desidratadas y molidas. Y el relleno es una vez más merengue al que he añadido los 20 grs restantes del paquete de fresas, y luego unas fresas naturales. La receta y unas fotos de infarto aquí.





Sí sí, me ha dado una pena comérmelo...


  Por cierto, ayer topé con una de esas mujeres auténticas tan auténtica que la hace ser extraordinaria, desde aquí un guiño a tu entrada, como puedes ver por el título de este post, descubrí que otra realidad es posible y que quizás no sea tan malo ser "bloguera" después de todo.

Por si os animáis  y os gusta este diseño dejo la plantilla que  he utilizado.


 Feliz día internacional de la mujer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Cuánto me alegro de que pintes conmigo en blanco y negro graffitis en los muros del planeta y, si falta un color en mi paleta ReGaLaMeLo tu"