Una petición y chocolatinas con menta

    Existen en mi vida tres realidades, la personal, la laboral y la entelequia, de la que este blog forma parte, ni que decir tengo que la primera de ellas es para mí la más importante, la segunda necesaria y la tercera complementaria.
   Tantas vidas anónimas detrás de cada comentario, de cada visita. Una de mis imágenes predilectas es aquella que me regala la oscuridad de la noche, las luces encendidas en los hogares y tantas historias tras ellas...
   Esta vida paralela no es un sucedáneo, aunque tal vez sí un aditivo a mis otras dos realidades que me permite interactuar con personas auténticas y a las que me siento cercana. Por ello no quisiera ser nunca una "bloguera anuncio" que constantemente bombardea facebook y a las que yo personalmente he acabado ocultando porque, sinceramente, me saturo, así que si algún día algo así me sucediera por favor que alguien me dé un golpe de realidad, que es muy bonito tener criterio propio y yo solo me veo capacitada para compartir ideas y descubrimientos.

   El año pasado por estas fechas hice cupcakes de after eight, a mi manera, ya que como carecía de esencia de menta utilicé caramelos de ese sabor como medida desesperada para hacer la buttercream  y el resultado fue increíble.


Cupcakes after eight

  Como en casa adoramos este sabor he decidido rendir homenaje a las codiciadas chocolatinas   y este ha sido el resultado.



 Ingredientes

250 grs de chocolate
200 grs de azúcar glas
3 cucharadas soperas de nata 35% de materia grasa
2 cucharadas soperas de peppermint

Así se hace

  Derretir la mitad del chocolate en el microondas primero un minuto y después a intervalos de 30 segundos para evitar que se queme, extender en un molde, previamente forrado con papel sulfurizado, una capa fina de chocolate y reservar en la nevera.

  Preparar una crema a fuego lento con el resto de ingredientes procurando la perfecta disolución del azúcar, agregando en último lugar el peppermint que además de darle sabor coloreará la pasta, es importante que el resultado final no sea muy líquido.

   Cuando la crema esté tibia extenderla sobre el chocolate reservado y meter en la nevera hasta que esté totalmente fría. Mientras, derretir el chocolate restante y cuando baje la temperatura cubrir con él la última capa, mantener en la nevera en la nevera hasta que solidifique.


Menta y chocolate

   He utilizado un molde 25x25, es una pena que no hiciera foto alguna de esas enorme chocolatina... luego ayudada de un cuchillo, calentando el filo con un soplete, he reducido el tamaño en porciones individuales.



"No es perfecta más se acerca a lo que yo, simplemente soñé"  (Pablo Milanés)



3 comentarios:

  1. Pero niña que pinta más rica!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Míticos After Eight, aunque denostados a partes iguales...tus chocolatinas tienen mucho mejor pinta!!!!

    ResponderEliminar
  3. A mi la mezcla de chocolate con menta no me va mucho. Quizás me gustan más otras entradas del blog. Pero me he decidido a escribirte aquí, porque quizás es aquí donde está la anotación a ese mundo virtual que es el blog............no lo dejes, por favor.
    Besos, Mª José

    ResponderEliminar

"Cuánto me alegro de que pintes conmigo en blanco y negro graffitis en los muros del planeta y, si falta un color en mi paleta ReGaLaMeLo tu"