A pasos agigantados

   Recuerdo cuando nació Ariadna, su padre me llamaba un 2 de diciembre ya de noche para anunciarme el alumbramiento, era el primer bebé de una amiga, yo contaba 22 años, Eva su mamá, alguno más. Podría decir exactamente donde estaba y que estaba haciendo en ese mismo instante, incluso que hice durante los segundos siguientes, de eso hace ahora 14 años.

  Eva es una de esas personas que te encuentras por este camino que es la vida y se queda para pasearla contigo. Ella me enseñó a hacer esos spaghettis a la carbonara que ahora mis hijos adoran, juntas hemos reído, nos hemos secado alguna que otra lágrima, nos hemos visto ser madres...

  Ahora toma el relevo una nueva generación, aquí estaremos para veros cometer errores, llorar, reír, enamoraros, decepcionaros, ilusionaros, en definitiva, crecer. Aquí, para acompañar vuestro camino y orientaros cuando os encontréis perdidos, si vosotros queréis.

 

Saga crepúsculo, pastel para Ariadna


La reina y el peón, modelados al despuntar el alba


























Tengo que confesar que no he visto ni leído nada sobre esta novela vampiresca, claro que mi niña solo tiene 7 años, todavía no está por estos devaneos... Así que agradezco a las miles de imágenes que corren por Internet su aportación porque ellas han hecho posible este pastel.

  Se trata de un MSC de vainilla teñido en rojo sangre con relleno de ganache de chocolate (hecho por la mamá) y frosting de vainilla.

Felicidades Ariadna


4 comentarios:

  1. una maravilla de pastel,
    siempre encuentras bellas palabras para adornarlos.

    besos.

    ResponderEliminar
  2. Q chulo Mar!te ha quedado de película!y tus palabras como siempre todo poesía!
    Susana

    ResponderEliminar
  3. me encantó Mar, mi hija mayor no solo leyó toda la saga sino q cada vez q se estrena una peli, está ahí.una idea genial

    ResponderEliminar
  4. Hola Mar!! Primero agradecerte el comentario que me has dejado... no sabes cuánto me alegra que a alguien que le haya gustado un plato entre para decirmelo... al fin y a cabo esa es la esencia de un blog, verdad???
    Veo que llevas poquito en esto de la blogosfera, pero el arte que tienes con tus manos.... eso es de hace mucho más, eh???
    En serio, me ha gustado mucho todo lo que he visto. Este libro, una maravilla que seguro que encantó a Ariadna, y la fiesta de tu hijo (que también me la he empapado jeje) derechita a mi cajón para coger ideas para el cumple del mío que se avecina.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar

"Cuánto me alegro de que pintes conmigo en blanco y negro graffitis en los muros del planeta y, si falta un color en mi paleta ReGaLaMeLo tu"