Las galletas que no llegan y unos Red Velvets viajeros

Tenía intención de hacer un guiño a Haloween y publicar unas galletas terroríficamente tiernas, pero por el momento tendrán que esperar, quien sabe si hasta el próximo año...  el caso es que las galletas están hechas y esperando a ser decoradas, pero por algún extraño motivo ayer no era mi día, pese a tener un aspecto fabuloso algunas saben a exceso de horneado y mañana, vamos hoy, estaré todo el día fuera así que imposible hacer otra hornada, bueno, para galletas bonitas las que corren por la web...


En lugar de eso y en honor a una de las primeras personas que me abrieron las puertas al fascinante mundo de los cupcakes he hecho unos red velvet, sí realmente soy poco original, pero aunque quería innovar no he podido evitarlo, si hace tiempo que no hago cupcakes y pienso en ellos, solo me apetece hacer Red Velvet, me apasionan y ¿quién dice que no hay mil maneras de decorarlos? a mí todavía me faltan 996...
Red velvet

  No pongo la receta ya que yo misma sigo a pies juntillas la de Alma de Objetivo cupcake perfecto, podéis encontrarla aquí  tenéis el éxito asegurado, yo me conformo con mostraros los míos. Siento la calidad de las imágenes, pero ni la hora ni el lugar acompañaban por la falta de luz. 


Red Velvet en blanco y negro con purpurina
Red velvet con boquilla 1M Wilton simulando una rosa

Red velvet cucurucho salpicado de gotas de velvet

Hoy será un día muy especial en mi familia, un día de reunión, que sin duda llenará el aire de recuerdos, momentos felices, risas, bullicio, caos... y en la memoria una ausencia obligada. Te recuerdo y te llevo conmigo, porque estás en las cosas que tocaste, que miraste, que sentiste...

Todos los primos nos reunimos con nuestras respectivas familias, y somos muchos, con la finalidad de hacer una gran comida familiar que tendrá como broche final la inmortalización del momento todos juntos y que regalaremos a nuestra querida abuela nonagenaria que camina lenta hacia los cien años pero con paso seguro.

Allí haré entrega de mis cupcakes viajeros, no podía dejar pasar la ocasión para hacerle llegar unos a un gran aficionado a estos dulces manjares, entre otros, para ese exigente paladar con todo mi cariño y el deseo de que le gusten la mitad que a mí que ya sería mucho.



Buen viaje y feliz acogida!


4 comentarios:

  1. Pero qué grande que es mi prima!!!!

    ResponderEliminar
  2. Impresionantes! De verdad tenían un sabor exquisito y la presentación impecable como siempre :)
    Muchas gracias por traerme uno a casa,me ha hecho mucha ilusión.
    Rosa.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, en realidad solo tengo 36 años...
    Gracias, vuestros comentarios me llenan el corazón de jubilo.
    He luchado con mi yo interior pero finalmente no he podido resistirme a comer uno y tengo que decir que he gozado en cada uno de los bocados, definitivamente adoro estos cupcakes

    ResponderEliminar

"Cuánto me alegro de que pintes conmigo en blanco y negro graffitis en los muros del planeta y, si falta un color en mi paleta ReGaLaMeLo tu"